Cuatro pestañeos.

Resumir en unas pocas fotografías cómo es la ciudad de Blaj es difícil. Rumanía es un país de contrastes, como una montaña rusa que te muestra lo mejor y lo peor en menos de 30 segundos. Esta vez me centraré sólamente en  cuatro personas con las que tuve la suerte de tropezarme, cuatro elementos a los que querrías unirte en una fiesta nada más verlos, porque reparten buen rollo con sólo estar ahí.: Los Gitanos de Portocale.
otografía foto rumanía blaj mercao gitanos portocale gitano naranja social cuatro

Los Gitanos de Portocale no son de ningún lugar. O son de todos a la vez. Son nómadas, se mueven de aquí para allá. Portocale no significa otra cosa que “naranja” en castellano, y ese fue el nombre que decidí ponerles tras averiguar que conocían España precisamente por las naranjas. Valencia les había dado trabajo alguna vez. Con medio grifo en la mano, con la sonrisa puesta y el alboroto por hablar con los turistas que estaban revolucionando el mercado con sus cámaras de fotos, posaron para nosotros así, de esta guisa. Naturales. Tremendos.
La impresión que me llevo de estos chicos es que son gente afable, despreocupada, divertida. Unos auténticos buscavidas, gente rodada y con mucha vida a sus espaldas. Aún les debo estas fotos, que en breve irán directamente a Rumanía. Sólo tengo un nombre: Gabor Janko . Y la dirección de una oficina postal. Me quedo con ganas de entregárselas en persona…Quizá, algún día, vengan a La Mancha a la recogida del ajo.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>